Saltear al contenido principal
¿Qué Es La Responsabilidad Social Corporativa?

¿Qué es la Responsabilidad Social Corporativa?

Toda empresa tiene una estructura organizada que se compone de medios humanos y materiales con unos objetivos concretos. Ésta, es un factor de riesgo y, como tal, es susceptible de asegurarse.

Las compañías de seguros ofrecen los denominados Seguros de Responsabilidad Civil (RC) Corporativa o también llamados Seguros de Responsabilidad Civil de Actividades Empresariales.

Incluyen una serie de coberturas que protegen a la empresa ante perjuicios concretos a terceras personas. Por tanto, la Responsabilidad Civil Corporativa es aquella garantía incluida en los seguros que cubren daños a terceros derivados de la actividad habitual de la empresa.

Según la actividad concreta y dependiendo de otros factores como el sujeto perjudicado, existen subgrupos de Responsabilidad Civil Corporativa que corresponden a determinadas coberturas que se incluyen en los seguros de Responsabilidad Civil para Empresas.

Las RC más frecuentes son las siguientes:

  • de Explotación
  • Patronal
  • de Productos

RC de Explotación

Esta cobertura cubre los daños causados por la empresa en el ejercicio de las actividades que le son propias. La empresa puede tener carácter industrial, comercial o de servicios, pero lo más importante es que la entidad tenga una estructura empresarial.

Es importante señalar que los dueños o directores de un establecimiento o empresa son responsables de los daños causados por sus empleados cuando estén de servicio.

También se incluye la responsabilidad del propietario de los edificios por los daños resultantes de su ruina o parte de él por falta de mantenimiento.

Los daños pueden ocasionarse dentro de un recinto propiedad de la empresa o fuera de él. Un ejemplo de esta RC de explotación puede ser el siguiente.

Un empleado de una constructora hace explotar una máquina por negligencia en la calle. Y Esa explosión afecta a uno de los viandantes. Los  daños estarían cubiertos por la cobertura de RC de explotación.

Otros casos podrían ser inflamación de sustancias, exceso de humos o daños por agua de cloacas.

Responsabilidad Civil Patronal

Un patrono puede perjudicar a sus empleados y tiene las mismas responsabilidades que con cualquier otra persona. Esta RC es aquella que corresponde al patrono como consecuencia de un accidente de trabajo del personal a su cargo como consecuencia de acciones u omisiones que conlleven una indemnización.

Gerentes, jefes o personal con cargos similares son considerados patronos. Esto nos dice que cualquier daño derivado de cualquier actuación a un empleado, también está cubierto por la RC Patronal.

Volvamos a ejemplificar con el tema de la constructora.

Un trabajador se encuentra en una obra, tropieza y se rompe una pierna. Esto podría ser consecuencia de una negligencia de su jefe en cuanto al mantenimiento de limpieza del lugar de trabajo. Por lo que la RC Patronal cubre los gatos sanitarios y la baja del trabajador.

Las empresas aseguradoras ofrecen siempre esta cobertura en el contrato junto con la RC de explotación. Y, en la práctica la aseguradora suele fijar, generalmente, un capital asegurado inferior al establecido para la modalidad de explotación y, en cualquier caso, un límite por víctima.

Responsabilidad Civil de Productos

Esta RC, es aquella que corresponde a la empresa cuando interviene en un proceso de producción y distribución de mercancías. Si en este momento se producen daños y perjuicios a clientes u otras terceras personas por un producto defectuoso antes de su entrega. Es ahí cuando interviene esta RC, pero cuyos efectos perjudiciales se manifiestan después.

Un ejemplo claro es el siguiente:

Si una empresa que vende tecnología online, entrega un smartphone con la pantalla defectuosa. En este caso, la garantía de RC de Productos se hace cargo de la reparación y los gastos derivados de la nueva entrega al cliente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba