Saltear al contenido principal
Seguros De Responsabilidad Civil

Seguros de Responsabilidad Civil

Los seguros de responsabilidad civil son contratos entre la aseguradora y el asegurado, a través del que éste último transmite a la compañía el riesgo que implica la obligación que recae sobre una persona de reparar el daño que ha causado a otro “tercero”.

¿Qué tipos de seguro que daños cubre?

Este tipo de seguros cubre los daños que se puedan causar de manera accidental a terceros (cualquier persona física o jurídica distinta del tomador del seguro y asegurado, también distinta a los cónyuges, ascendientes y descendientes de éstos, así como tampoco se incluyen los familiares que convivan con ellos).

Daños a terceros

Los daños que se pueden ocasionar a terceros pueden ser personales, materiales o patrimoniales.

Daños personales

Los personales se refieren a lesión corporal o muerte causados a personas físicas.

Daños materiales

Los daños materiales hacen alusión a la destrucción de una cosa, así como el daño que se ocasione a los animales.

Daños patrimoniales

Los daños patrimoniales abarcan el perjuicio patrimonial sufrido por un tercero derivado de un error profesional.

Franquicias en los seguros de responsabilidad civil

En los seguros de responsabilidad civil, suele ser habitual el establecimiento de franquicias. Esto es la cantidad en porcentaje de dinero o en suma fija que debe pagar el asegurado en caso de producirse un siniestro, ya que el resto será abonado por la aseguradora.

¿Cuándo sucede un siniestro?

Decimos que ha ocurrido un siniestro cuando se produce la manifestación del riesgo asegurado que produce daños garantizados en la póliza y que obliga a la aseguradora a satisfacer el capital pertinente.

Ejemplos de seguros de responsabilidad civil

Existen muchos ejemplos de seguros de responsabilidad civil: seguros obligatorios de circulación de vehículos a motor, seguros del cazador, seguros de daños a terceros de la vida privada, de R.C. empresarial, seguros de responsabilidad civil profesional, etc.

Un contrato de seguro de responsabilidad civil puede tener muchas coberturas, que es necesario conocer para valorar qué póliza nos interesa: responsabilidad civil inmobiliaria, locativa, cruzada, subsidiaria, de explotación, productos, post trabajos o patronal.

Si en otros seguros es difícil comparar las ofertas o las pólizas, en los de responsabilidad civil es todavía más necesario el asesoramiento de un mediador.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba